lunes, 1 de octubre de 2018

jueves, 30 de agosto de 2018

miércoles, 1 de agosto de 2018

martes, 31 de julio de 2018

Boda Alba & Jose

Llevo una temporada que casi no publico pero eso no significa que no haya hecho nada.

Este año tuve un encargo que me hizo mucha ilusión.
Mi amiga Alba me pidió que le hiciera el diseño de sus invitaciones de boda y también los regalitos para los invitados.

La única indicación que me dio fue que las invitaciones tenían que ser lo más sencillas posible, así que combiné una tipografía de estilo lettering con pincel y adornos con motivos vegetales.
Las imprimí en un papel verjurado blanco así que la propia textura del papel mejoró el efecto pincel de la tipografía y el dibujo.

Invitaciones recién salidas de la imprenta
Los sobres, como no, en papel kraft marrón, llevaban los nombres de los invitados escritos a mano.

A tope con la práctica del lettering
 

Para regalar a los invitados quería hacer algo que además de bonito fuera práctico.
Así que, retomando el lettering que ya había hecho en los sobres de las invitaciones, escribí los nombres de cada invitado a mano con un rotulador negro para cerámica en tazas blancas.

Se me olvidó hacer fotos de las tazas así que tomo prestada esta del facebook de mi amiga Mery.
Y ya para terminar, hice también un par de tazas para regalarle a la parejita.
Para que no fueran iguales a las otras cambié a un rotulador para cerámica blanco en tazas negras.

Cambié algo el lettering porque este rotulador tiene una punta diferente.
Sí, la boda fue en Abril, no he tardado nada en publicarlo.

Es uno de los trabajos con los que más contenta he quedado y con los que más he aprendido.

¡Gracias por confiar siempre en mí!
¡Felicidades, pareja!
Compartir:

lunes, 9 de julio de 2018

Árbol Genealógico Familia Pereira-Fresco

Hoy os traigo uno de mis últimos encargos, algo que no había hecho nunca y con lo que he aprendido un montón a pesar del miedo que me daba al principio.

Mi amiga Marta (a la que también retraté hace unos añitos) me encargó un árbol genealógico de su familia para regalarle a sus padres.


Quería algo clásico, así que aposté por una paleta de ocres y sepia en todo el diseño y negro para los nombres, todo organizado en un par de árboles de silueta serpenteante.
El mayor reto fue controlar la acuarela a una escala tan grande para mí (56x72 cm), sobre todo porque con el calor que hizo mientras pintaba se me secaba muy rápido, y bueno, seguir practicando con la escritura que tanto me está gustando últimamente.

Aquí os dejo un par de fotos detalle y, a falta de foto real enmarcada, un montaje del trabajo final.




Compartir:

lunes, 2 de julio de 2018

jueves, 31 de mayo de 2018